CD: Noticias de Bitcoin, Ethereum, ICO, Blockchain y Criptomonedas

¿Qué es Ethereum, la criptomoneda y plataforma en ascenso?

Que es Ethereum

Ethereum se encuentra en pleno auge, siendo ya la segunda criptomoneda más importante en términos de capitalización por detrás de Bitcoin. Hoy vale más de 700 dólares por unidad y su capitalización supera los 74 mil millones de dólares, aunque por ahora no se aproximan a los 273 mil millones que tiene el Bitcoin.

Si querés saber cómo comprar Ethereum, en el enlace anterior te sugerimos las mejores billeteras electrónicas y plataformas y te explicamos paso por paso.

Acá va un paneo básico y muy genérico para acercarse a entender qué es Ethereum.

¿Qué es el Ethereum?

Los entendidos en programación, redes y lenguajes informáticos podrán comprender la compleja lógica de su funcionamiento y su enorme potencial. Ethereum, en realidad, es mucho más que una criptomoneda o moneda virtual.

Se trata de una plataforma, lanzada en 2015 por el ruso Vitalik Buterin, que permite, entre otras cosas, la realización de contratos inteligentes de todo tipo.

Ethereum, una criptomoneda y plataforma

Ether siempre ha sido el nombre de la criptomoneda, aunque dada su creciente popularidad, también se la conoce como Ethereum, utilizada por los usuarios de la plataforma para realizar pagos a otras personas, o a computadoras encargadas de ejecutar las operaciones solicitadas.

La criptomoneda Ether fue creada originalmente para financiar este proyecto donde muchos hoy están invirtiendo, que nació para facilitar la descentralización de aplicaciones y programas informáticos.

Consiste en una plataforma de código abierto, dirigida a todos los desarrolladores que deseen crear aplicaciones descentralizadas y con acceso para todos.

Blockchain, la tecnología de cadena de bloques que hace posible Ethereum

Al igual que Bitcoin y otras criptomonedas, Ethereum se basa en la tecnología blockchain, también llamada Tecnología de Contabilidad Distribuida (DTL), una estructura de datos que aporta condiciones de seguridad, transparencia y descentralización en las transferencias digitales.

Blockchain funciona gracias a múltiples equipos conectados en todo el mundo, encargados de generar, almacenar, procesar y autentificar la información de modo descentralizado. Esto se debe a que su base de datos es distribuida, es decir todos tienen una copia de cada movimiento, lo que permite que sea imposible ingresar información falsa.

Basado en la tecnología blockchain, sin una autoridad central ni de empresas, organismos o instituciones que pongan las reglas, Ethereum opera como una red descentralizada, operada y controlada por los propios usuarios, quienes terminan dando confianza y validez al sistema.

Una determinada acción entre usuarios debe ser verificada a su vez por otros usuarios de la red y así sucesivamente.

Cada vez que alguien almacena, edita, agrega o elimina datos, cada nodo o computadora de la red se actualiza (y de modo irreversible).

Contratos inteligentes y otros ilimitados usos

La plataforma permite a desarrolladores de todo el mundo crear contratos inteligentes, estableciendo sus propias reglas, modalidades de transacción y funciones de transición de estado. En otras palabras, si tal cosa se cumple, entonces se ejecuta tal otra, de modo automático, sin terceros.

Gracias al diseño de su tecnología y tras el consentimiento previo entre ambas partes, la plataforma asume la función de ejecutar todo lo establecido en el contrato, siempre y cuando se cumplan efectivamente determinadas condiciones, acciones y variables.

Por ejemplo, transferir X valor de dinero cuando una tarea esté completada, o enviar un determinado archivo una vez solicitado, etc., etc.

Los contratos inteligentes son programas informáticos desarrollados para garantizar el cumplimiento y ejecución de acuerdos registrados y establecidos entre las partes, ya sean empresas o personas.

Pero a diferencia de un contrato tradicional, en este caso el sistema no está controlado por ninguna de las partes. Se ejecuta automáticamente, a partir de la función si-entonces (if then), o dicho de otra forma, a través de condiciones pre-programadas.

Para procesarse y ejecutarse, el contrato inteligente requiere ser procesado por muchísimas computadoras, necesita hardware, electricidad y otros recursos. Procesar un contrato inteligente tiene un costo económico y para eso se crearon los ethers.

Además de servir como moneda para el pago de las operaciones ejecutadas, también actúa a modo de incentivo para los “mineros”, que colaboran con sus recursos (servidores y cientos de computadoras) a mantener la red descentralizada y a procesar cálculos a través de sus computadoras para verificar las transacciones de la criptomoneda.

Entre otras posibilidades, la plataforma permite crear sistemas de reputación, o “cajas” criptográficas que contienen valor y sólo pueden desbloquearse en caso de cumplirse ciertas condiciones.

Ya se habla de sus usos como sistema de pago, para iniciativas de financiamiento colectivo (usando el modelo de contratos inteligentes y sin cobrar comisión), para invertir en oro, para el internet de las cosas, juegos de azar online y un suculento etcétera.

Ethereum – Bitcoins

Ethereum no tiene ningún límite en su emisión, a diferencia de Bitcoin, cuyo número máximo impuesto es de 21.000.000 millones de bitcoins.

Además de su propia criptomoneda, el valor adicional de Ethereum radica en su potencial como generador de aplicaciones descentralizadas y universales.

Bitcoin sirve para realizar transacciones con monedas digitales, en tanto Ethereum permite además transacciones de cualquier cosa programable.

Pese a sus diferencias, tanto Bitcoin como Ethereum se basan en la tecnología Blockchain.

La tecnología blockchain posee otras tantas aplicaciones y funcionalidades, que van más allá de las criptomonedas. Bitcoin es sólo una parte del universo de posibilidades que hoy provee esta revolucionaria tecnología.

“[Blockchain] es para Bitcoin, lo que Internet es para un e-mail. Un gran sistema electrónico, donde puedes construir aplicaciones. La moneda es solo una.”, explicó Sally Davies, de FT Technology Reporter.

Además de tener su propia criptomoneda, la plataforma Ethereum brinda a los desarrolladores las herramientas para crear aplicaciones descentralizadas.

A continuación, en el siguiente enlace toda la data si querés saber cómo y dónde comprar Ethereum.

Agregar comentario

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.