CD: Noticias de Bitcoin, Ethereum, ICO, Blockchain y Criptomonedas

¿Qué es IOTA y la tecnología The Tangle?

¿Qué es IOTA?

Empleando la tecnología The Tangle, IOTA busca eliminar la necesidad de la minería para la validación de transacciones y servir como una infraestructura de micropagos en tiempo real, sin comisiones, que se está desarrollando para impulsar el futuro del Internet de las cosas.

La propuesta de IOTA es edificar un ámbito escalable para las transacciones -en rigor, micropagos- entre dispositivos IoT (internet of things), fomentando el desarrollo de una enorme red futura de dispositivos interconectados y operando entre sí.

Esquema de The Tangle, web de IOTA

Pero en vez de blockchain, IOTA utiliza The Tangle, una tecnología en desarrollo, mucho más verde aún que las cadenas de bloques.

La tecnología The Tangle se utiliza, por primera vez, por IOTA, red mantenida por la IOTA Foundation, fundada en Alemania en 2015.

Su token MIOTA tiene una capitalización de mercado de $2,000,188,496 USD, según datos de Coinmarket del 4 de setiembre de 2018.

Asociaciones entre IOTA y grandes empresas

Los vehículos autónomos forman parte del inminente “Internet de las cosas”, dado que esta clase de automóviles necesitarán de una comunicación e intercambio de datos constante entre sí, de forma también autónoma.

El director digital de Volkswagen, Johann Jungwirth, anunció en febrero de 2018 que la empresa trabajará en cooperación con IOTA Foundation para implementar la contabilidad distribuida en los “autos del futuro”. 

La multinacional Bosch comunicó en ese mismo mes sus intenciones de adoptar IOTA, por considerar que su entramado de datos ofrecerá la columna vertebral para la interacción de vehículos autónomos.

También en febrero de este año el Twitter de novedades de IOTA escribió:

“#IOTA permite el pago entre automóviles, estaciones de carga y estacionamientos sin interacción humana”.

En mayo, durante el evento Future Blockchain Summit en Dubai, se anunció que BMW, Ford, General Motors y Renault eran algunas de las grandes empresas recién reunidas en MOBI (Mobility Open Blockchain Iniciative).

¿Qué es? Un consorcio a gran escala, que pretende explorar y usar la tecnología blockchain para hacer que el transporte sea más seguro, accesible y ampliamente disponible. Entre otras compañías tecnológicas, integran MOBI, Hyperledger, Blockchain at Berkeley, IBM o IOTA. 

Una tecnología distribuida, pero NO BLOCKCHAIN

La aparición de las tecnologías de contabilidad distribuida permitió  intercambiar y sincronizar datos o criptomonedas en ecosistemas seguros, distribuidos y descentralizados, eliminando la necesidad de terceros confiables, como ser instituciones financieras o entes centrales.

En ese aspecto, blockchain proporciona alternativas que se traducen en mejoras en términos de eficiencia, abriendo nuevos campos.

Pero pese a los usos actuales, las promesas y al vigente potencial de blockchain, pasando desde la inmutabilidad de los datos, a su capacidad de tender redes descentralizadas para las transacciones entre usuarios y sin intermediarios, para algunos expertos esta tecnología presenta sus propios defectos y limitaciones.

En la esfera de las criptomonedas, ya son comunes críticas que apuntan a la lentitud en las transacciones, tarifas cada vez más altas o la creciente “profesionalización” de la minería.

Hoy las recompensas para validar las transacciones en blockchain se volvieron cada vez más competitivas, provocando que sus redes también se centralicen cada vez más en torno a unos pocos y grandes actores, monopolizándose la actividad minera.

Te puede interesar:

¿Es rentable minar Bitcoin desde casa en 2018?

Con el propósito de continuar trabajando por sistemas eficazmente descentralizados y resolver ciertas ineficiencias de blockchain, IOTA adopta la tecnología The Tangle.

En términos muy resumidos, todas las operaciones procesadas en una blockchain están conectadas entre sí en el libro contable mayor que conforma la red. Todos los movimientos quedan allí almacenados, todos tienen una copia y pueden acceder a dicha información.

Si bien esta estructura de datos compartida aporta condiciones de seguridad y transparencia, también produce que la red sea lenta e ineficiente.

El White Paper de The Tangle apunta, precisamente, uno de los problemas que a su modo de ver tiene en la actualidad blockchain:

“Hay dos tipos distintos de participantes en el sistema, los que emiten transacciones y los que aprueban las transacciones. El diseño de este sistema crea una discriminación inevitable de algunos participantes, lo que a su vez crea conflictos que hacen que todos los elementos gasten recursos en la resolución de conflictos (computacionales). Los problemas antes mencionados justifican una búsqueda de soluciones esencialmente diferentes de la tecnología blockchain, la base para Bitcoin y muchas otras criptomonedas “.

¿Qué es la tecnología The Tangle?

El libro mayor distribuido de IOTA no consiste en transacciones agrupadas en bloques y almacenadas en cadenas secuenciales -un bloque al lado de otro-, sino que existe “como un flujo de transacciones individuales entrelazadas“.

En vez de un bloque que sigue a otro en determinado orden, en The Tangle la estructura de datos se encuentra ‘enmarañada’ o “enredada” -lo que significa “tangle” en español-.

Es como una cadena de bloques, aunque “sin bloques”, donde son los usuarios quienes operan como mineros y creadores de las transacciones, entretejiendo varios tipos de transacciones ejecutadas en simultáneo en diferentes cadenas de la red.

No se requiere de los mineros, la base actual del sistema de criptomonedas, sino que en The Tangle los creadores de transacciones deben verificar 2 transacciones previas dentro de la red. Cada transacción exige un pequeño cálculo de PoW (Proof-Of-Work , sistema de prueba de trabajo) en nombre del usuario.

Para participar en la red The Tangle cada participante debe realizar una pequeña cantidad de trabajo computacional para validar dos transacciones previas.

No existen tarifas extra al usar The Tangle, dado que la red no se distibuye a partir de incentivos a distintos actores del ecosistema. Cada actor tiene los mismos incentivos y recompensas.

En su trabajo Alternative Distributed Ledger Technologies: Blockchain vs. Tangle vs. Hashgraph, Patrick Schueffel explica en simples palabras:

Tangle fusiona el proceso de creación de transacciones con el proceso de consenso. Ya no debo iniciar una transacción y esperar a que la comunidad la apruebe. Además, como las aplicaciones de Tangle pueden lograr el consenso sin la participación de ningún minero, esta tecnología puede eliminar cualquier tarifa de transacción.Su aplicación principal es Iota, un proyecto que facilita la interoperabilidad y el intercambio de recursos en el Internet de las cosas”.

DAG no es blockchain

En su nivel técnico, la tecnología The Tangle conforma una estructura llamada DAG (gráficos acíclicos dirigidos), un concepto del ámbito de la matemática y la computación, una especie de estructura para modelar diferentes tipos de información, que se ve así:

El esquema de DAG en The Tangle se compone de un conjunto de vértices (cuadrados), conectados entre sí por los bordes (flechas):

Esquemas de blockchain y The Tangle, web de IOTA

Los vértices representan las transacciones y los bordes representan las conexiones de aprobación/validación. Al agregarse una nueva transacción, se agrega como un nuevo vértice en el DAG.

Allí cada nueva transacción debe aprobar, como dijimos, 2 transacciones previas para validarse, y como resultado, los bordes (flechas) representan la conexión de cada transacción con las anteriores.

Al explicar las diferencias entre The Tangle y blockchain, en las FAQs de IOTA se señala:

“En The Tangle cada transacción -en lugar de un bloque de transacciones- hace referencia a dos transacciones anteriores, formando no una lista vinculada, sino una estructura web compleja conocida en matemáticas como un gráfico acíclico dirigido, o DAG para abreviar. Dirigido porque todos los punteros de referencia apuntan en la misma dirección, acíclico porque no puede seguir la ruta de una transacción en particular y volver a la misma transacción (en otras palabras, sin bucles) y un gráfico porque los indicadores de referencia y las transacciones forman una gráfico de bordes y vértices. Es importante destacar que esta estructura DAG permite que las transacciones se emitan de forma simultánea, asincrónica y continua, a diferencia de los intervalos de tiempo discretos y la expansión lineal de una cadena de bloques”.

Por otra parte, The Tangle no se limita únicamente a transacciones de valor, sino que también es posible almacenar y distribuir grandes cantidades de información de modo seguro, a través de múltiples transacciones enlazadas o vinculadas.

Múltiples usos que promete IOTA

La idea es posibilitar la transferencia de micropagos rápidos, así como garantizar la integridad de datos. Con estos 2 rasgos, IOTA sostiene que podrá servir para estos y otros tantos usos:

  • una infraestructura para las smart city
  • servicios de pago de transmisión en tiempo real para datos y energía
  • seguimiento de historial de datos inmutables para cadenas de suministro
  • uso compartido de recursos computacionales (para ancho de banda, CPU y almacenamiento) 
  • etc…

Un reporte de IOT Analytics detalla 1.600 casos de uso y los 10 segmentos principales de su posible implementación:


Ver los integrantes del equipo de IOTA 

WEB IOTA

Para comprender mejor la estructura y funcionamiento de la tecnología Tangle, consultar el siguiente artículo en inglés: Web blockonomi

Agregar comentario

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.