CriptoDinero
Altcoins

¿Qué es una Shitcoin?

Manuel Castro
19 julio, 2021
¿Qué es una Shitcoin?

Te definimos qué es una shitcoin en el ecosistema de las criptomonedas, aunque si sabes inglés ya imaginarás qué significa…

El entorno cripto ha experimentado un crecimiento sorprendente desde el lanzamiento inicial de Bitcoin.

A partir de esta moneda virtual, se han creado numerosos proyectos que han realizado contribuciones sumamente importantes, sin las cuales el mundo de las criptomonedas no podría haber evolucionado hasta el punto en donde se encuentra hoy.

Sin embargo, de la misma forma en la que existen iniciativas innovadoras y valiosas, es posible encontrar otras que no aportan absolutamente nada y cuya creación carece totalmente de sentido.

A estas criptomonedas sin utilidad se las conoce como “Shitcoin”. Te invitamos a continuar con la lectura para conocer mayores detalles con respecto a ellas y aprender cómo identificarlas.

¿Qué significa Shitcoin?

Si hacemos una traducción literal, «shitcoin» significa una moneda de mierda.

El término “Shitcoin” se utiliza para referirse a criptomonedas que carecen de utilidad alguna en el entorno cripto.

Son unidades que no ofrecen ningún tipo de valor o aporte, e incluso, pueden llegar a ser una estafa.

Esta denominación se aplica a muchas monedas virtuales que se han creado sin un propósito específico, que son una copia de otras o se ofrecen con precios especulativos.

Por lo cual, las Shitcoins pueden describirse brevemente como monedas virtuales sin utilidad alguna, que solo ocasionan pérdidas de dinero y que en algunos casos, pueden formar parte de un fraude.

Sin embargo, esto no significa que todas las Shitcoin sean una estafa. Algunas son solo proyectos que no tuvieron éxito y que se dejaron en el olvido, por lo que carecen de uso o valor.

Lamentablemente, debido a estas características, la mayoría de las criptomonedas disponibles en el mercado actualmente son consideradas “Shitcoins”.

¿Cómo identificarlas?

Contrario a lo que muchos usuarios principiantes en el entorno cripto pueden pensar, no todas las monedas virtuales fuera de Bitcoin y Ethereum son Shitcoins.

Existen algunos proyectos realmente interesantes e innovadores que prometen avances muy valiosos para el futuro del entorno cripto, como mejoras en la privacidad, mayor velocidad de transferencia, innovaciones de seguridad y muchas más contribuciones de gran valor.

En contraste con las Shitcoins, estos proyectos cuentan con una serie de objetivos definidos, conocen la manera en la que pueden lograrse y trabajan en función a ello.

No obstante, para las personas menos experimentadas puede resultar un poco complicado saber cómo reconocer una Shitcoin antes de que sea muy tarde.

Afortunadamente, existen algunos indicativos bastante simples de notar que pueden ayudarnos a determinar si una criptomoneda es en realidad una Shitcoin. Entre estos es posible mencionar:

  • La moneda se coloca en el mercado con un precio estable, pero este se incrementa una vez que empieza a recibir inversionistas.
  • No se ofrecen datos personales, nombres o fotografías reales de los desarrolladores del proyecto.
  • Su sitio web se basa en un dominio gratuito y presenta un diseño básico o con poca originalidad.
  • El proyecto no muestra metas definidas, ni un plan de desarrollo para el futuro.
  • Promete muchos beneficios y resultados positivos, pero no llega a concretar ninguno de ellos.
  • Su whitepaper es una copia de otro proyecto o posee una redacción difícil de comprender y en la que no se llega a ningún punto.

En muchos casos, los desarrolladores de esta clase de proyectos no se encuentran interesados en el crecimiento o la continuidad de los mismos.

Tan solo lo promocionan hasta recibir algunas inversiones y posteriormente los abandonan, dejando así una Shitcoin sin ningún valor ni utilidad.

Si notas que algún proyecto que te interesa presenta estas características, lo mejor será evitar invertir fondos para no correr ningún riesgo de pérdida.

Ejemplos de Shitcoin

Como se ha mencionado con anterioridad, lamentablemente muchos de los proyectos de monedas virtuales que se encuentran actualmente en el mercado son considerados Shitcoins debido a sus características y a su falta de aportes al entorno cripto.

Existen muchísimos ejemplos de Shitcoins, consideradas así por múltiples especialistas en el entorno de los criptoactivos, aunque algunas de las más conocidas son:

Estas monedas virtuales se caracterizan por no contar con un propósito concreto y por no ofrecer ninguna clase de beneficio al mundo de los criptoactivos.

Por el contrario, su única finalidad parece ser la de generar ganancias para sus desarrolladores y luego ser abandonados.

Además, algunas de ellas, como BitTorrent o TRON, han recibido acusaciones por motivo de plagio en reiteradas ocasiones.

Debido a esto, muchos conocedores del entorno de los criptoactivos las consideran como Shitcoins, de modo que aconsejan a los usuarios no invertir en ellas.

Lo cierto es que catalogar una moneda virtual como shitcoin no deja de ser un acto subjetivo.

Hay quienes incluso sostienen que casi todas son shitcoins, con excepción de Bitcoin.

Esto no es cierto. Ethereum, Monero, Zcash, Matic, Internet Computer, Litecoin, Namecoin y muchas otras altcoins realmente han aportado cosas, más allá de los vaivenes de su valor.

Para leer más sobre las shitcoins, te recomendamos este artículo de Bit2Me.


Comentarios

Actualmente no hay comentarios

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada
*
*
*
Sitio protegido por reCAPTCHA de Google y Politicas de privacidad y Terminos de servicio aplican.