CD: Noticias de Bitcoin, Ethereum, ICO, Blockchain y Criptomonedas

Blockchain en el periodismo: Civil, “un mercado para el periodismo sostenible”

Construído en la blockchain de Ethereum, Civil pretende edificar un nuevo modelo de periodismo, creando un ecosistema de autogobierno e independencia para así alcanzar los ideales de una prensa libre y sostenible, desplazando de la ecuación a los anunciantes y otros terceros e intermediarios…

Así sintetiza Civil sus principios y nobles fines, que habrá que ver bajados a la realidad concreta y cotidiana:

Creemos que el periodismo necesita un nuevo modelo. El modelo de ingresos impulsado por anuncios que tradicionalmente financió el periodismo de calidad no se ha traducido a la economía digital. El periodismo es un pilar fundamental de las sociedades libres y democráticas, y las redacciones de todo el mundo se enfrentan a una amenaza existencial como nunca antes. Estamos comprometidos con la introducción de un nuevo modelo de financiación que permita a los periodistas enfocarse en el periodismo, no satisfaciendo los mandatos de clics por sobre calidad de terceros, como publicistas y editores”.

Un despacho subjetivo de una realidad más compleja

Los que hacen periodismo digital enfrentan varios problemas. El económico está a la vista, la dependencia casi exclusiva de ingresos mediante publicidad, es decir clics, aplausos, me gustas y números que si son altos, se traducen en dinero.

Sucede a otra escala más compleja, pero en su esfera más simple sería algo así. Alguien, un periodista, de pronto escribe sobre un asunto de actualidad, interesante, necesario…

Pero si no lo posiciona mínimamente para aparecer en Google, si no lo propaga por redes sociales y si no aplica una estrategia al menos básica de marketing y difusión, no lo leerá ni su tía.

Sin actividad “social” (en rigor, virtual, de dedos, clics e interacción), sin concesiones al formato y estándar SEO, entre otro tipo de adaptaciones, los clics no llegarán, tampoco los pesos o dólares.

Por eso, lamentablemente, hoy se piensa en términos de viralización y llegar a más gente sin importar el contenido. Lo hacen, de hecho, todos los grandes medios.

Es una calidad que se mide en cantidad. Porque calidad ¿según qué?

¿De acuerdo al que financia y dicta, directa o indirectamente, de qué escribir? ¿En base a cifras de Google Analytics? ¿Según las 78.000 compartidas de un artículo y el veredicto de las redes sociales? ¿Cuántos son bots? ¿Calidad del contenido implica visibilidad? ¿El valor de lo escrito ya se ha descifrado a través de algoritmos?

Sin respuestas, lo cierto es que para quienes escriben a cambio de su sustento, la cosa no se perfila muy alentadora. Qué tan sostenible puede llegar a ser este tipo de periodismo volátil e injusto, escribiendo casi que al servicio de las tajadas que abulta Google o Facebook a través de sus tentáculos de anuncios.

Tal vez la tecnología blockchain pueda cambiar las reglas de juego y servir a otros propósitos.

Civil, plataforma en desarrollo que corre en Ethereum

El proyecto Civil se está desarrollando en asociación con Consensys, incubadora de software para aplicaciones en la plataforma Ethereum, que ya ha invertido $ 5 millones de dólares en el desarrollo de la plataforma; de ese monto, $1 millón se destinará a la primera tanda de redacciones y medios asociados.

La idea básica es edificar con Civil “un mercado para el periodismo sostenible”, aprovechando “la tecnología blockchain y la criptoeconomía, para crear una plataforma orientada a una prensa libre e independiente, donde sólo haya periodistas y ciudadanos involucrados y sin publicidad o intereses de terceros en el modelo de negocios”, explicó a Nicky Woolf de Medium el CEO de Civil Matthew Iles.

¿Cómo podría colaborar blockchain en el periodismo?

Resumiendo mucho, blockchain posibilita la distribución y descentralización de datos, por medio de una red distribuida de nodos que participan, realizando en “computadoras” ecuaciones matemáticas y pruebas criptográficas.

Entre otras tantas cosas, a través del uso de esta tecnología, se elimina la necesidad de que esa información sea controlada o concentrada por una autoridad central o única.

Además de ser la tecnología que sustenta a Bitcoin, Ethereum y otras criptomonedas, es la esfera donde se desarrollan contratos inteligentes, sistemas para el almacenamiento seguro de datos o Dapps -aplicaciones descentralizadas-, por mencionar unos pocos de sus múltiples usos.

La tecnología blockchain puede crear cadenas de autenticidad y un nivel de seguridad. El periodismo en un mundo altamente distribuido, particularmente donde depende cada vez más de la tecnología de terceros, necesita soluciones para esos dos problemas”, le dijo a Woolf Emily Bell, directora del Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia.

Otra de las cosas que proporcionará la tecnología blockchain en Civil será, por ejemplo, posibilitar la permanencia de los archivos.

«Ninguna parte o grupo puede «desconectar» archivos. El ledger distribuido de blockchain hace que sea casi imposible de eliminar sin el consenso de una red masiva e independiente. Civil no es una publicación en sí misma, sino un mercado para publicaciones independientes (o «Newsrooms», como se las conoce en Civil), centrado en el periodismo local, investigativo y político. Los periodistas conservan total autonomía editorial y empresarial. Solo rinden cuentas a sus lectores, no a los anunciantes, a los editores desinteresados ​​… Solo a los lectores».

Además de erradicar a intermediarios en favor de los generadores de contenidos, blockchain podría colaborar a mantener la libertad de prensa, especialmente para quienes ejercen su profesión en regiones y circunstancias complicadas, sin que ningún organismo o gobierno pueda incidir para callar o controlar.

A su vez, la cadena de bloques puede garantizar el anonimato, así como proteger la privacidad de sus usuarios, hoy amenzadas por los monopolios de Google o Facebook y su desproporcionado poder de centralización de datos.

Por otra parte, una las soluciones teóricas que algunos han barajado para afrontar la crisis del periodismo digital son los llamados micropagos. Crear ecosistemas de micropagos, donde cada usuario paga fracciones de un centavo por cada artículo que leen. Blockchain podría dar el marco práctico para implementar y procesar esta clase de datos.

Incluso micropagos por hacer comentarios. Popula, una revista de noticias y cultura fundada por la periodista y autora Maria Bustillo, será uno de los primeros 11 medios que tendrán su base en Civil:

La periodista y editora Bustillos escribió en su blog:

“Imagine agregar información a una historia noticiosa que le interese, y no solo obtener aprobación o ‘me gusta’ por ella, sino que se le pague por ello. Lo mismo con los comentarios: haga un comentario que otros encuentren interesante, y su cuenta de suscriptor puede ser acreditada con microtips que se acumularán mientras continúen leyendo y valorando su contribución”.

Una mecánica similar a Steemit, red social que tiene su propia criptomoneda y sistema de recompensas, donde si bien se encuentran una gran cantidad de contenidos de calidad, también abundan los bots y votos recíprocos-casi obligados.

Al explicar por qué Civil utiliza Ethereum, apuntan:

«La blockchain de Ethereum juega un papel fundamental en el modelo de Civil: permite la creación de un token personalizado, CVL, que se basa en el protocolo ERC20. El token es un valor almacenado en una base de datos descentralizada administrada por el contrato inteligente de Civil, que permite que la plataforma Civil interactúe con el token CVL. En esencia, CVL es el software que une Civil con la cadena de bloques de Ethereum. Es vital para el modelo general de Civil, ya que desbloquea dos características comerciales vitales para los periodistas: el autogobierno y la permanencia».

En un comienzo, la plataforma se enfocará en notas de cobertura local, reportes de investigación e informes sobre políticas públicas. “Vemos esas como las tres áreas que se han visto más negativamente afectadas por más de dos décadas de consolidación extrema de los medios, especialmente en los puntos de venta locales”, dijo el cofundador y jefe de comunicaciones, Matt Coolidge.

Al emplear Ethereum como base de operaciones, Civil lanzará además su propio token de criptomoneda. Pero la plataforma aceptará el pago en todas las monedas, incluidos los dólares.

Entre otros equipos de periodistas involucrados en Civil están:

  • Sludge, medio independiente centrado en la investigación y exposición de la influencia del dinero en la política, destapando redes ocultas y conflictos de intereses en el sistema político de Estados Unidos. 
  • Cannabis Wire y sus reportes en profundidad de la industria de la marihuana, que se enfoca no en los argumentos acerca de si el cannabis debería ser legalizado, sino que apunta a cubir debates en torno al cómo. 
  • Documented, publicación independiente y sin partidismos, que trata temas vinculados a los inmigrantes de Nueva York y cómo las políticas ejecutadas afectan sus vidas.


Web de Civil

E-mail: hello@joincivil.com

Agregar comentario

Comentarios recientes

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.