CD: Noticias de Bitcoin, Ethereum, ICO, Blockchain y Criptomonedas

Blockchain y GDPR, ¿un ejemplo de regulaciones a destiempo?

La inmutabilidad de los datos que provée blockchain es una de las cualidades más estimadas de esta tecnología. No se pueden tocar, modificar ni eliminar. Si los datos que están almacenados en la cadena de bloques son intocables, ¿las aplicaciones basadas en blockchain serían legales según GDPR? ¿Qué relación puede trazarse entre blockchain y GDPR? ¿Está contemplada?

Recientemente, usuarios de todo el mundo recibieron una cantidad de e-mails de Google, Facebook y de otras múltiples webs donde se hayan registrado, que comunica sobre una serie de cambios y actualizaciones en las políticas de privacidad o términos de servicio, en el marco del GDPR (The General Data Protection Regulation – Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea), en vigencia desde el 25 de mayo de 2018.

¿Qué es GDPR?

Sin entrar en el terreno de lo específico, el GDPR es un marco regulatorio común, orientado a la privacidad del usuario, que busca armonizar e integrar las diversas regulaciones existentes en relación a los datos en Europa.

En otras palabras, una serie de reglas, que establecen determinados derechos de los usuarios para proteger y controlar sus datos.

GDPR y blockchain: ¿la tecnología de la cadena de bloques está contemplada?

Serían múltiples los ejemplos de avances tecnológicos que aceleran más rápido que las regulaciones locales y mundiales.

Los drones obligaron a pensar en nuevas formas de legislar el espacio aéreo y lo mismo ocurrirá cuando aparezcan autos voladores por acá y allá. Hace poco y en distintos países, plataformas web y apps de intermediación como Uber encontraron vacíos legales y hubo que actualizar, modificar o crear regulaciones a nivel local. Problemas similares trajo la distribución de contenidos u obras artísticas gracias a las nuevas tecnologías (ej: el conflicto música y cine en internet VS. la propiedad intelectual, etc, etc.).

La tecnología blockchain es otro ejemplo a la vista, en  la mayoría de los países aún no existe un marco legal claro y ya establecido.

Legalmente hablando, todo está bastante verde, pese a que el concepto como tal exista desde 2008, basándose en principios, marcos teóricos y múltiples desarrollos tecnológicos que vienen desde fines del 80′ y 90s’ (y muchísimo antes, si pensamos sólo en la criptografía), explotando a nivel masivo tras el furor por el Bitcoin y otras criptomonedas.

Uno de los problemas o preguntas que abre el GDPR se relaciona, directamente, con una de las características que provee la tecnología blockchain.

La cadena de bloques depende de un libro mayor distribuido, descentralizado e inmutable. Conforma un sistema que posibilita un registro de datos permanente, a prueba de manipulaciones o incidencias de terceros, fuera de la órbita de control del gobierno o de cualquier otra institución y autoridad central.

Gracias a estos rasgos, “esto es lo que la hace una tecnología tan atractiva y útil. Pero debido a que los datos almacenados en la cadena de bloques, incluidos los datos personales, no se pueden eliminar, no hay forma de ejercer el derecho de borrar por parte de las personas bajo GDPR. Blockchain no está diseñado para ser compatible con GDPR. O más bien, GDPR no es compatible con cadenas de bloques de la  forma en que está escrito hoy“, apunta Anne Toth, encargada de Data Policy en el World Economic Forum LLC.

Por ello, Toth cuestiona con razón y precisión:

“Los datos en blockchain no se pueden eliminar. Entonces, ¿sus aplicaciones serán ilegales? … mientras esperamos a que las reglas se pongan al día, la pregunta que tenemos que hacer es si las aplicaciones blockchain existentes que almacenan datos personales ahora se vuelven ilegales en Europa hasta que se clasifiquen”.

Aunque algunos hombres de tecnología consideran que blockchain será hasta más revolucionaria y transformadora que el propio internet, lo cierto es que todavía no hay un ecosistema legal definido y común. Pero es cuestión de tiempo.

Sólo en términos económicos, según datos publicados por el Foro Económico Mundial, se estima que el mercado global de la tecnología blockchain crecerá a 2.300 millones de dólares estadounidenses para el año 2021.

 

Agregar comentario

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.