CD: Noticias de Bitcoin, Ethereum, ICO, Blockchain y Criptomonedas

La diferencia entre blockchain y distributed ledger, tecnologías parientes pero no idénticas

¿Cuál es la diferencia entre blockchain y distributed ledger (DLT)? Para comprenderlo rápido y sintetizando mucho, podría decirse que la tecnología blockchain es una forma de DLT. Pero no todas las DLT se estructuran como las cadenas de bloques…

Pese a que un reciente informa apunta que varias compañías están abandonando el uso del término blockchain por DLT y si bien muchas veces se utilizan de forma indistinta, como si fueran lo mismo, en rigor las tecnologías blockchain y distributed ledger no son sinónimos.

Ambos suponen formas de gestionar la información, aunque presentan sus propias cualidades. A efectos de acercarse a comprender la diferencia entre blockchain y distributed ledger, veamos brevemente qué es cada una.

Distributed ledger

El término en inglés “distributed ledger” (DLT – Distibuted ledger tecnology – tecnología de Ledger Distribuido) se traduce como “libro mayor distribuido“, una base de datos digital, que es mantenida y compartida a través de varios nodos o dispositivos informáticos.

Los datos se comparten de modo consensuado en toda la red, por parte de miembros situados en múltiples instituciones o puntos geográficos.

Cada nodo replica y guarda una copia idéntica del libro mayor. Los participantes de cada nodo pueden acceder a los registros compartidos en la red y obtener una copia idéntica. Todo cambio o incorporación realizado al libro mayor genera una copia igual a todos los participantes de la red, en cuestión de muy poco tiempo.

Esquema de tradeix.com

Uno de los aportes de las tecnologías de Ledger Distribuido es que abren la posibilidad de prescindir de una autoridad central que mantenga el sistema.

Las actualizaciones del libro mayor son creadas y registradas de forma independiente por cada nodo.

Luego, los nodos votan sobre estas actualizaciones para garantizar que la mayoría esté de acuerdo con dicha conclusión.

Este proceso de acuerdo respecto a las copias del libro mayor se denomina consenso, realizado de forma automática a través de un algoritmo de consenso.

Una vez alcanzado el consenso, el libro mayor distribuido se actualiza solo y la versión más reciente consensuada queda registrada en cada nodo por separado.

La tecnología de libro mayor distribuido es, en pocas palabras, una base de datos, en que los mismos pueden no estar almacenados ni verificados por ningún organismo o autoridad central. La confianza la da su tecnología, como su nombre indica, distribuida.

DLT está tecnológicamente descentralizado y opera bajo criterios de consenso similares a la tecnología blockchain, aunque el implementador de este sistema posee un mayor control sobre cómo se implementará, pudiendo establecer su propósito, estructura, cómo funcionará la red, etc.

Es decir, la red descentralizada que provee su tecnología parte antes de una etapa inicial en la que un determinado ente posee el control sobre la misma.

Como explica The Next Web respecto a DLT:

La tecnología está descentralizada, pero su organización corporativa puede que no
Un DLT puede considerarse un primer paso hacia una cadena de bloques, pero lo más importante es que no necesariamente construirá una cadena de bloques. Más bien, el libro mayor en cuestión se almacenará en muchos servidores, que luego se comunican para garantizar que se mantenga el registro de transacciones más preciso y actualizado”.

Ejemplos de DLT:

  • Corda de R3
  • La asociación de Google con Digital Asset pretende ofrecer herramientas de DLT a sus clientes de servicios en la nube.
  • La colaboración de Volkswagen con IOTA se ha difundido como un experimento en “tecnología de libro mayor distribuido”.

Por ejemplo, IOTA no utiliza tecnología blockchain sino que The Tangle, otra forma de estructurar los datos. Es como una cadena de bloques, pero “sin bloques”, donde los usuarios operan como mineros y creadores de las transacciones.

La tecnología The Tangle conforma una estructura llamada DAG (gráficos acíclicos dirigidos), que permite que las transacciones se emitan “de forma simultánea, asincrónica y continua, a diferencia de los intervalos de tiempo discretos y la expansión lineal de una cadena de bloques”, explica la web de IOTA.

Te puede interesar: ¿Qué es IOTA y la tecnología The Tangle?

Blockchain

Tal como se define en el informe de McKinsey & Company ‘Beyond the Hype: Blockchains in Capital Markets’:

“Una blockchain es un libro contable criptográfico o codificado, que comprende un registro digital de transacciones compartidas a través de una red pública o privada”.

Las cadenas de bloques son una forma de tecnología distributed ledger, que operan con un determinado soporte tecnológico, utilizando por ejemplo firmas digitales criptográficas, así como procedimientos específicos para formar una cadena.

En algunas blockchains los usuarios tienen mayor peso de votación y pueden opinar incluso sobre cómo estructurarlas y ejecutarlas.

En una blockchain las copias del libro mayor se “distribuyen” y validan por medio de un proceso de consenso, a partir de múltiples participantes que se encargan de verificar de forma independiente los cambios incorporados.

Por ejemplo, cada nueva transacción agregada, cada actualización en el seguimiento de un producto, etc.

La aplicación pionera y más popular de la tecnología blockchain es el Bitcoin, sistema de pago lanzado por Satoshi Nakamoto hace ya una década. Bitcoin es un ejemplo de una blockchain descentralizada, tanto en su estructura, tecnología, organización, desarrollo y funcionamiento.

En una blockchain los datos se gestionan y distribuyen a través de redes P2P (peer-to-peer), sin necesidad tampoco de un ente centralizado o de un servidor que lo administre.

Tal como resalta Shaan Ray, la calidad del registro se sustenta a través de su capacidad para replicar la base de datos y “en la confianza computacional”.

Pero la propia estructura de la cadena de bloques se diferencia de otros tipos de DLT. En una blockchain los datos se agregan, agrupan y organizan en bloques, que luego se vinculan entre sí y aseguran por medio de la criptografía.

Finalizando este acercamiento en torno a las diferencias entre blockchain y distributed ledger, cabe decir que si bien cada blockchain es, por naturaleza, un “distibuted ledger”, no todos las DLT son cadenas de bloques.

Ambos se hermanan por el concepto de la descentralización y consenso entre nodos.

Pero no todas las formas de DLT presentan la misma estructura que la tecnología blockchain, en que los datos se agrupan en bloques y donde cada actualización consiste únicamente en agregados, apéndices, sin posibilidad de editar o hacer eliminaciones posteriores.

Un atributo clave y diferencial de la tecnología blockchain es que los datos sólo se agregan, no es posible eliminarlos ni alterarlos una vez ingresados en bloques anteriores.

Entre otras tantas esferas de aplicación, blockchain puede servir como un entorno tecnológico apropiado para el registro y administración de transacciones o eventos, administración de datos, rastreo de activos o productos, seguimiento de procesos, como sistema de votación, etc., etc…

Te puede interesar:  

Empresas prefieren el uso del término tecnología de Ledger Distribuido en vez de blockchain

Agregar comentario

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.