CriptoDinero
Blockchain en Uruguay

Regulación de las criptomonedas en Uruguay

Regulación de las criptomonedas en Uruguay
Homero Ruiz
15 octubre, 2019

Va un repaso de las principales iniciativas legales propuestas orientadas a concretar una regulación de las criptomonedas en Uruguay…

¿Existe ya una ley sobre criptomonedas en Uruguay?

A la fecha (enero de 2022), todavía no existe ninguna ley aprobada que regule el entorno de las criptomonedas en Uruguay. Sin embargo, sí se han presentado algunos proyectos.

Entre las iniciativas más recientes, destacan el proyecto propuesto por el senador Juan Sartori y el proyecto presentado por la senadora Carmen Sanguinetti.

Ver: ¿Existen criptomonedas uruguayas?

Además, a inicios de octubre de 2021 el Banco Central del Uruguay publicó un comunicado con recomendaciones y advertencias sobre los criptoactivos. Al tiempo que adelantó su plan para regular este entorno en 2022.

Y por su parte, la DGI (Dirección General Impositiva) emitió la consulta vinculante Nº 6.419. Relativa a la permuta de un bien inmueble por criptomonedas, pronunciándose así respecto a la primera operación inmobiliaria con criptomonedas en Uruguay.

Posteriormente, en diciembre de 2021, el Banco Central de Uruguay emitió un documento titulado “Marco conceptual para el tratamiento regulatorio de los Activos Virtuales en Uruguay”.

Su objetivo es dar a conocer los resultados de los estudios realizados por el Grupo de Trabajo interno en relación a los Activos Virtuales. Este último es un grupo conformado especialmente por el BCU con la finalidad de investigar y analizar la regulación de las criptomonedas.

¿Qué establece el documento presentado por el Banco Central de Uruguay con respecto a la regulación de los Activos virtuales?

En el texto, se destaca que los Activos Virtuales podrían representar un importante riesgo para la estabilidad de financiera y de los precios. Pudiendo comprometer la solvencia, la eficacia y el desarrollo de los sistemas financieros de Uruguay.

Sin embargo, se aclara que la aparición de estos riesgos dependerá de la extensión del uso que se le dé a estos activos. Bien sea como objetos de inversión, medios de pago, entre otros. Así como su vinculación con el sistema económico tradicional.

Esta última es actualmente escasa. No obstante, la atención de las personas hacia las criptomonedas y su elevado crecimiento a nivel mundial implican una inminente aceptación a nivel doméstico.

Por otra parte, se menciona que mientras algunos criptoactivos son anunciados como alternativas al dinero convencional, o medios de inversión, la desinformación e incertidumbre de los usuarios con respecto a sus principales características y modelos de negocio, pueden conllevar a importantes riesgos.

Por ello, se destaca la necesidad de elaborar un marco regulatorio eficiente. El cual permita proteger a los usuarios en contra de fraudes o estafas que involucren activos virtuales. Tales como hackeos o ataques virtuales, que conlleven a la pérdida de sus criptoactivos.

De igual manera, se menciona la importancia de evitar el uso de criptomonedas para actividades ilícitas. Como el lavado de dinero o el financiamiento de actividades terroristas. Situaciones que se presentan con gran regularidad a causa de la naturaleza anónima de su funcionamiento.

Por otra parte, si bien los riesgos hacia la estabilidad económica del país aún son distantes, continúan siendo una posibilidad. Algunos de los más notorios son: La reducción de la recaudación fiscal, el debilitamiento de los medios de recaudación fiscal, entre otros.

BCU y criptomonedas en Uruguay

A través del documento destacado con anterioridad, el BCU busca promover la adopción de una “Ley de Activos Virtuales” en Uruguay.

Esta normativa ha de permitir regular todos los aspectos correspondientes a esta clase de activos, de manera similar a las soluciones implementadas por México y Argentina.

El Banco Central de Uruguay define como “Activo Virtual” a la representación digital de derechos contractuales o de valor que puede ser transferida, almacenada y negociada de manera electrónica por medio del uso de diferentes tecnologías.

Tipos de activos virtuales según el BCU

El BCU diferencia tres clases de Activos Virtuales, siendo estos:

  • Los Activos Virtuales de valores: Los cuales ofrecen distintas ventajas a sus propietarios. Como el derecho de su propiedad, beneficios económicos en el futuro, o recibir una suma de dinero específica a cambio de ellos.
  • Los Criptoactivos de utilidad: Aquellos que permiten a su usuario acceder a alguna clase de producto o servicio, tales como los Fan Tokens.
  • Los Activos Virtuales estables: Los cuales se encuentren específicamente diseñados para evitar la volatilidad y están respaldados por activos de reserva.

En base a esto, el BCU determinará cuáles actividades del entorno cripto pueden ser reguladas bajo su jurisdicción. Por ejemplo, los proveedores de servicios de inversión y captación de capital relacionados a Activos Virtuales.

Mientras tanto, los Activos Virtuales de utilidad se consideran como elementos intercambiables. Debido a ello, en principio serán excluidos del marco regulatorio. Excepto cuando se trate de inversiones de carácter indirecto, como las acciones en los mercados bursátiles.

Por otra parte, en su informe en relación a los Activos Virtuales, el BCU considera que los criptoactivos estables son los que ofrecen las mayores oportunidades para optimizar la eficacia de los sistemas de pago.

Del mismo modo, gracias a su elevado nivel de aceptación, es probable que los Activos Virtuales estables adquieran una mayor importancia en el futuro.

De acuerdo con la información suministrada por el BCU, estos activos pueden optimizar la interoperabilidad y reducir los costos. Al mismo tiempo, mediante su regulación, será posible reducir los riesgos vinculados a su uso.

¿Qué propone el proyecto de criptomonedas de Juan Sartori?

El senador Juan Sartori presentó un proyecto de ley para regular las criptomonedas en Uruguay, aunque aún no ha sido estudiado ni aprobado.

Además de reconocer y aceptar a los activos virtuales por ley, se pretende considerarlos como «un medio de pago válido, sumado a los incluidos en la Ley de Inclusión Financiera«.

Asimismo, se prevé la emisión de licencias de utilización otorgadas por el Poder Ejecutivo para los agentes económicos que cumplan con los requisitos de la SENACLAFT y el Banco Central del Uruguay (BCU) cuando la operación esté sujeta a contralor anti lavado.

Las licencias que podrán solicitarse son 3:

  • «Licencia habilitante a empresas a comerciar cualquier criptoactivo como intermediarios (exchanges) exceptuando transacciones de origen no financiero».
  • «Consentimiento para almacenar, retener o custodiar criptoactivos».
  • «Licencia para emitir criptoactivos o tokens de utilidad con características financieras».

Pero para el resto de operaciones, el uso de criptos «será libre y no requerirá consentimiento, permisos o licencias previas».

En cuando a la actividad de la minería de criptomonedas no se exigen licencias especiales. Siendo el Ministerio de Industria el encargado de conceder permisos, así como de reglamentar, controlar y auditar a las empresas del sector.

Por otra parte, la SENACLAFT (Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo) estará a cargo de llevar un registro de Proveedores de Servicios de Activos Virtuales, incluyendo a aquellas personas físicas o jurídicas que quieran hacer «actividades de generación y comercialización de activos virtuales«, entre otras atribuciones.

¿Dónde ver el proyecto de criptomonedas de Juan Sartori?

Aquí te dejamos el PDF del proyecto de ley que busca regular las criptomonedas en Uruguay, propuesto por el senador Juan Sartori.

¿Qué plantea la iniciativa de Carmen Sanguinetti?

Entre otras disposiciones, el proyecto de Carmen Sanguinetti propone que el Banco Central del Uruguay regule los activos digitales, incluyendo las criptomonedas y criptotokens, «siempre respetando los principios previstos en la presente ley«, indica el artículo 1.

Asimismo, faculta a los criptoactivos como un medio de pago y regula los activos emitidos como una Oferta Inicial de Criptomonedas (ICO) bajo la Ley 18.627 de 2009.

Por otro lado, somete a los proveedores de servicios de plataformas de cambio a las disposiciones del artículo 702 de la Ley 16.170 de 1990 y el literal B del artículo 37 de la Ley 16.696 de 1995.

Prevé, a su vez, comprender a las operaciones realizadas por las billeteras electrónicas bajo el literal B del artículo 37 de la Ley 16.696.

También apunta que el BCU podrá habilitar o bien impedir las operaciones de cambio con criptomonedas.

Respecto al régimen impositivo, el proyecto propone aplicar el mismo marco normativo que el existente con las monedas extranjeras.

De esta forma se sometería el intercambio de bienes o servicios con criptos al mismo régimen fiscal que las transacciones con moneda extranjera.

Ver proyecto de ley sobre criptomonedas en Uruguay propuesto por Carmen Sanguinetti:

Comunicado del BCU sobre criptomonedas

El 1 de octubre de 2021, el Banco Central del Uruguay publicó un comunicado sobre los “activos virtuales”​, donde se reconoce el potencial de estos instrumentos digitales en el sistema financiero, aunque alerta también por sus posibles riesgos.

A modo de resumen, el BCU apunta:

  • Las criptomonedas no se consideran monedas de curso legal como el peso uruguayo, ya que «no fueron emitidos ni cuentan con el respaldo de ningún banco central«.
  • Por el momento, la emisión y comercialización de los activos digitales no están comprendidas dentro de la actuación del Banco Central del Uruguay y por tal razón, no están sometidas a regulación específica, con los peligros que eso conlleva: «Como consecuencia, quienes operen con estos instrumentos no les son abarcables las medidas de protección al usuario financiero prestadas por entidades reguladas y supervisadas por este Banco Central».

También se advierte por la volatilidad de algunas criptomonedas. Así como los atributos de (cierto) anonimato y no reversibilidad de las transacciones que caracteriza a algunos criptoactivos.

Por último, el BCU indica que ha formado un grupo de trabajo con el propósito de evaluar la operativa y avanzar en una regulación de las criptomonedas en Uruguay.

Hacia fines de 2021, el Banco Central del Uruguay planea elaborar «una propuesta de modificación a las disposiciones legales vigentes» para así establecer reglas claras sobre esta clase de operaciones.

El objetivo es ofrecer a la brevedad una hoja de ruta de las actividades a llevarse a cabo durante 2022 «con el objetivo de avanzar en las definiciones institucionales en esta temática«.

¿Es necesario establecer una regulación de las criptomonedas en Uruguay?

Sería bueno definir reglas de juego claras para las operaciones en criptomonedas. Bien sea para las empresas, así como para los usuarios que hacen uso de ellas.

A pesar de su uso cada vez mayor, sigue abundando la criminalización, los prejuicios y las erradas asociaciones en boca de los medios y políticos. Una ley podría ayudar -o no-.

Ahora, si la aplicación de una ley es solo para encontrar otra forma de recaudar impuestos y potenciar el control sobre el bolsillo del usuario, mejor dejar todo como está.

Los más puristas cuestionarán -y con cierta razón- que las criptos nacieron justamente para no depender de gobiernos e instituciones financieras.

Pero en el mundo actual esto puede tener secuelas no favorables, afectando principalmente al usuario.

¿Para qué serviría una regulación para las criptomonedas en Uruguay?

Establecer garantías jurídicas podría servir, por ejemplo, para prevenir las habituales estafas que acechan el ecosistema.

Es importante tener en cuenta que, dada la naturaleza tecnológica de las criptomonedas, la definición e implementación de un proyecto de ley será compleja.

A esto cabe sumar la variedad de casos de usos que tienen los criptoactivos.

Hay quienes ahorran en Bitcoin, otros utilizan las criptos para mover fondos entre países, para realizar inversiones a gran escala, como método de pago por productos y servicios, e incluso ya hay trabajadores -en especial del ámbito del software- que cobran sus sueldos en criptomonedas.

No será simple dejar contentos a todos.

Lo cierto es que las monedas virtuales han incrementado su popularidad de manera considerable en los últimos años.

Es cada vez más común la participación de las mismas dentro de las economías nacionales de los distintos países.

Los gobiernos de distintas partes del mundo se han percatado de esto y muchos han concluido de que estas necesitan una regulación. Uruguay no es la excepción.

En el caso de Uruguay, a diferencia de El Salvador, la idea no es adoptar las criptomonedas como monedas de curso legal ni tampoco prohibirlas. El objetivo es simplemente regularlas.

Ver: El Salvador adoptará Bitcoin como moneda de curso legal

Posibles efectos positivos de una regulación sobre criptos…

Lo positivo es que se pone sobre la mesa de la esfera legal y mediática el asunto de las criptomonedas. Un tema lamentablemente víctima de desinformaciones, manoseos e incomprensiones.

Hoy, en pleno 2022, NADIE puede negar que los criptoactivos son usados a diario con muy variadas intenciones.

Algunos aprovechan las condiciones de cierta privacidad que ofrecen los activos digitales basados en criptografía para lavar dinero y llevar a cabo acciones delictivas.

Pero sería bueno que los legisladores comprendan que los «malos» usos siguen siendo minoritarios. Con lo cual no resulta justo que a todos nos metan en la misma bolsa.

Los usuarios, así como las empresas que compran y venden criptomonedas, deberían poder hacer operaciones sin riesgo a ser estafados o tratados como delincuentes por parte de bancos.

A pesar de que no salga en los grandes medios, como consecuencia de las triangulaciones y otras clases de estafas, muchas personas se convierten en víctimas secundarias e inocentes.

Ver: ¿Qué es una triangulación con Bitcoin? ¿Cómo evitarlo?

A modo de ejemplo, un cliente de un banco reclama que no hizo tal envío de dinero. Quien recibió el dinero -otro cliente del banco- lo intercambió por criptos con un estafador y no lo sabe.

¿Qué hacen los bancos? Bloquear o extornar los fondos de ese usuario. Algo arbitrario e ilegal, pero corriente.

No averiguan nada, asumen culpabilidades donde no necesariamente las hay y adoptan medidas sin orden judicial y sin que uno pueda defenderse.

Para evitar esto, NUNCA se deben aceptar pagos de terceros. Pero más allá de esta cautela, la postura de los bancos es ilegal. Una ley podría cuidarnos.

Del mismo modo, con absoluta arbitrariedad, los bancos impiden en varios países de América Latina realizar transferencias a bancos asociados a exchanges. Es nuestra plata, pero ellos deciden por nosotros. Nada nuevo.

Protección y garantías para los usuarios que utilizan criptoactivos

Si una ley ayuda a cuidar a todas las partes que hacen uso de las criptomonedas y brindarles garantías al momento de operar, bienvenida sea.

Ojalá que esta u otra iniciativa legal permita separar la paja del trigo, evitar que los bancos puedan meter la mano en la lata del usuario y que no impacte en la necesaria autonomía financiera de las personas, que las propias criptos buscan preservar.

Pero tal vez todo esto sea pedir mucho.

En resumen, una regulación de las criptomonedas en Uruguay podría cuidar a todas las partes. Brindando así protección a los usuarios y empresas que hoy ya operan dentro de este entorno.

Simple, pero complejo de concretar.

Primeros planteos de regulación de criptomonedas en Uruguay

En junio de 2018 se informó sobre la creación de una delegación especial con la finalidad de desarrollar una regulación para el entorno de las criptomonedas dentro de la nación.

Conoce más en: Blockchain Uruguay: Pioneros, Expertos y Entusiastas del Ecosistema uruguayo

La Cámara Uruguaya de Fintech recurrió a la asistencia de consultores especialistas, organizaciones, funcionarios del gobierno y empresarios para colaborar en el diseño de regulaciones y normativas relacionadas con los criptoactivos en el país.

Pero al menos por ahora, la economía nacional no cuenta con normativas establecidas para los criptoactivos.

Según declaraciones de la Cámara, las propuestas para la regulación de las criptomonedas en Uruguay serían estudiadas y pasarían por la supervisión de las instituciones competentes.

Por otra parte, esta cámara tiene como principal finalidad conseguir inversionistas y novedades para la industria del país.